Subscribe Twitter Facebook

lunes, 24 de septiembre de 2012

Azar


La vida es impredecible y juguetona. Meses después de ir un concierto tras estudiar en la biblioteca, despeinada y desarreglada, te enteras que alguien ha pensado que eras exótica y guapa. Después de ilusionarte con la canción de ese alguien, tienes la certeza de que él a su vez se ilusiona con otra. Puedes descubrir secretos muy bien guardados, resolver el enigma de esa foto que te sonaba tanto o encontrar por arte de magia la letra de esa canción tras años de búsqueda, puedes observar la misma hora capicúa día tras día en el reloj y no volver a verla más hasta el día de tu muerte.
En nueve meses puede que en tu vida no pase absolutamente nada, y un día, de repente, todo cambia.
Así es: caprichosa, enigmática, irónica. Auténtica y salvaje. 
No puedes controlarla. La vida te sorprenderá a ti primero. Siempre.

jueves, 24 de mayo de 2012

Livs


Bailo en una niebla espesa. A veces no veo nada, solo queda cerrar los ojos y olvidar que ahí fuera está el mundo. Miramos desde dentro hacia  más dentro, esa música que tatareamos por los rincones y que sudamos. Sigo rodeada de niebla. Puedo ver los rayos del sol partir los átomos blancos, es hechizante, chispeante. Noto mis pupilas dilatarse con cada golpe de luz, reflejada en los diminutos espejos del rocío a mis lados, cayendo y mojándome. Vuelvo a sentir la presencia de alguien detrás de mí, volvemos a cantar, bien bajito, solo para nosotros. La niebla ahora es una atmósfera cálida y mojada. Mis pies descalzos se manchan con la tierra encharcada. La sensación de que es demasiado tarde inunda todo este lugar. Estoy sola de nuevo y desnuda, bajo una tormenta de una brisa hirviendo entre lluvia helada. Tropiezan con la planta de mis pies diminutas ramas verdes que crecen vigorosas, pierdo el equilibrio por momentos. Tu mano llega a rodear mi vientre en el momento exacto en el que encuentro mi postura en ti y dejo que las plantas se entrelacen a mis pies atándome. Quédate ahí, hasta mañana.

martes, 10 de abril de 2012

The line


Abrió los ojos, no sentía ninguna parte de su cuerpo, la única manera de saber que estaba allí era verlo con sus ojos. Bajo el agua estirado, desnudo, los brazos flotando las piernas ligeramente dobladas, los pechos y las rodillas sobresaliendo ligeramente. El mentón semisumergido, los dedos de las manos en desorden colocados tocando el aire por encima de la superficie alrededor del agua quieta. El pelo en mechones, ahora oscuros, a la deriva como cuerdas de barcos ahogados muertos, y a diferencia de ellos, parecían nadar como peces queriendo tirar de ella. Los reflejos del agua, la luz sobre ella, la visión de su cuerpo como algo que no  le pertenecía, la relajaba. No era dueña de sus pies, de su espalda, ni de todos sus lunares. No debía nada. No necesitaba nada.
Sentía que podía sumergirse en cualquier momento hacia el fondo sin bucear, solo flotando como una mota de polvo en mitad de un océano. Sería como elevarse al sol, en dirección contraria, hacia el azul más oscuro.
Suena wake up, de Arcade Fire, empieza a mover el cuerpo y a sentirlo de repente al levantarse, y de pié en la bañera no puede evitar moverse como bailando, a la vez que se envuelve en la toalla caliente.

lunes, 26 de marzo de 2012

Shiny


Grande es aquello que sientes en la barriga, y que por mucho que frotas, no desaparece. Grande es desnudarse antes de haberte quitado la ropa, es dejar el peso de la vida durante un rato y dejársela a alguien. Grande es la sensación de no poder parar de moverte en un concierto, porque las canciones van una a una rescatando, clavando, revelando, y también es grande la resaca que deja la música al día después, algo parecida a la que causa el alcohol. Todos los momentos en los que una parte de mi se va, y la otra, la más delicada y sensible a cualquier efecto, se queda, son grandes. 
Grandes son las personas, los instantes, los recuerdos, cada gesto. Ninguna cámara puede captar todo eso ni en miles de fotografías. 
Y muy, muy grande, es la manera en la que cada uno mira el reflejo del sol sobre las paredes de los edificios a través de la ventana. Yo lo hago escuchando esto, sintiéndome de esta manera, que es mía.

Sigur Rós - Ekki múkk from Sigur Rós on Vimeo.

Después de un concierto de Iván Ferreiro en Capitol que me ha slfhshfsfhss.

jueves, 16 de febrero de 2012

Estúpida revelación


A veces nos perdemos. Nos perdemos entre el ruido, nos dejamos llevar por los impulsos de nuestro instinto que busca la paz, la felicidad, la satisfacción, la euforia, la ilusión, y que solo encuentra momentos breves y efímeros de evasión, que no es otra cosa que escapar de la realidad.
A veces, solo a veces, caemos en ser demasiado humanos, demasiado torpes, buscando lo que ya tenemos, durante un tiempo que es como pasar por un túnel, como caminar con los ojos cerrados.
El momento de descubrirse de nuevo es precioso, creo que es una de las sensaciones más bonitas que existen. Es como salir a la calle con una camiseta nueva, sentir el aire, sentirte bien, y bajo los rayos del sol encontrarte contigo mismo frente a frente. Sonriendo, saludándote con una mirada llena de amor, feliz de que hayas vuelto.
Porque cuando uno se descubre, en todos los sentidos de la palabra, más transparente que antes, orgulloso de lo que es, superando los obstáculos, es como si descubriese la verdad y se riese de si mismo comprobando que, de nuevo, ya estaba ahí antes de buscarla. 

Es tan estúpido como observar que la hierba es verde y al instante recordar que siempre ha sido así.

lunes, 6 de febrero de 2012

Millones de mares


Estaba arruinado, no tenía más que dinero, pero qué desgracia!
Contemplaba los ojos vidriosos de la gente humedecerse al hablar de algo. Un sueño, un proyecto, un ser querido, un amor. Y no entendía. No entendía esas sonrisas que consideraba tan poco correctas cuando se colaban por doquier sin tener en cuenta donde ni cuándo. Muchas veces había probado a alquilar por horas las esperanzas, las ilusiones y las superaciones de la gente, y cayendo en la cuenta de la enormidad de emociones que podía albergar un ser humano, prefirió dejar a un lado esa idea. 
El primer día que la vio llevaba un foulard de seda al cuello y caminaba sobre unos tacones no muy altos, pero que hacían ruido al andar. Hacían tanto, tanto ruido, que los escuchaba por las noches cuando apagaba la luz. 
Comprendiendo cual era la inmensidad de aquello que se escondía tras los ojos que brillaban y las comisuras incendiadas, optó por dejarse caer como quien cae al agua en un mar eterno, 



miércoles, 1 de febrero de 2012

Wash


No hacen más que llegarme papeles para firmar, tengo la mesa llena de informes que entregar. A quién? a nadie. Entonces, por qué sigo escribiendo? "Todo lo que llega tiene que ser firmado, me escuchas?"
Supongo que por inercia, por creencias, por estúpidas creencias. 
Nadie va a recibir todos estos papeles, qué diablos? ...Quizás no sepa imaginarme fuera de esta oficina, rellenando casillas y marcando el sello sin parar.

No, hoy no recibiré más hojas en blanco, hoy no escucharé a nadie, hoy voy a escucharme a mi misma. Y cuando me pregunto ¿qué quieres?...oh, cuando lo hago, todo está tan claro.

He perdido los papeles, me he ido, he vuelto.


Climb is all we know,
when thaw
is not below us 

(Wash_ Bon Iver)

domingo, 22 de enero de 2012

Running


Escucho una melodía que canta "la,la,la". Qué letra tan sencilla no? Es una canción que habla sobre el tiempo, sobre los cambios y sobre lo inútil que es intentar evitarlos. Y en medio, ese "la, la, la..." como si la cantante decidiese tatarear mientras el tiempo pasa. Relajada como quien ha aceptado, serena como quien sabe que está en el tren adecuado, alegre porque se ha sacudido lo que le molestaba de los hombros. Por eso canta esa musiquilla sencilla y de ritmos espontáneos mientras sujeta el sombrero azul bajo el sol. 
Yo también pienso en los apacibles días de verano, ahora me siento libre y feliz con solo pensarlo y la, la, la...

Escuchando a Anni B sweet.

jueves, 12 de enero de 2012

Mi vientre



-Dime que estaré protegida. Protegida de los dardos, de la maldad ajena, de mis mismas maldades- pienso.
Y a la vez me prometo que sea un simple pensamiento, me prometo no ser tan sincera, no demostrar tanta oscuridad, que tú entenderías con tan solo un vistazo.
No puedo asegurarte que estaremos bien. Porque yo me tragaré mil veces el veneno, porque mi vientre no podrá con los punzantes dolores, porque a veces me marearé de sentimiento. Hoy me doy cuenta. De que sonríes, y yo sonrío, pero tú estás en casa y hoy, yo vuelvo a la carretera. Donde hace frío y estoy expuesta. Expuesta a ti desde la comodidad de la distancia. Mientras estudias bajo la luz de un flexo y yo escribo estas palabras.

Me recuerdas rincones que querría gritarte. 


Escuchando "The Source" e inmediatamente después "The Sun", de The naked and famous.

lunes, 2 de enero de 2012

Pandas y luciérnagas en Japón

Hay cosas que son como los pandas, o como el regalo perfecto de San Valentín, o como esa escena de ti saltando de un tren en marcha que tanto has imaginado cuando lo veías en una película. 
No son obvias, no sabes cuándo son ni por qué son (siempre sin avisar), pero crees en ellas. Como en las escenas japonesas, o en las luces de la ciudad de NY, o en las tartas deliciosamente voluptuosas, o en el vestido perfecto o las luciérnagas. Y todo se reduce a eso, a un momento que te sienta de maravilla. Que es de tu talla, que viene seguido de una luz incontrolada y se va. Pero no importa. Todo tiene sentido. 
Mi deseo para este 2012 son muchos más de esos momentos de los que siempre he tenido la suerte de disfrutar. Esos momentos que son tuyos, y por muy bien que los cuentes, no tienen una magia fácil de entender. Pueden llegar mientras otros creen que solo miras a la nada. Os deseo a vosotros también esa nada y ese todo.  Y sed valientes, porque si no lo coges con las manos, se te ha escapado.


Escuchando Demo 01, de Peter Wolf Crier. (en Grooveshark o Spotify)

lunes, 19 de diciembre de 2011

El caballero errante de Times Square



Solitario caballero de armadura. De pié, firme.La cara cubierta, solo una oscuridad en su mirada allí donde acaba el metal. Impasible, observando. Entre el viento que silba y las nieblas que lo atrapan un instante, para luego seguir. Sobre la tierra oscura y desierta. Nada se escapa a su exigencia, nada es suficiente. Donde no ha sabido encajar los golpes han crecido malas hierbas. Se descubre. 
Una lágrima desciende por su mejilla. 


Take all the courage you have left
Wasted on fixing all the problems
That you made in your own head
(Mumford and Sons- Little Lion Man)

jueves, 8 de diciembre de 2011

Semicomatoso



"Quiero estar aquí. Ahora. No quiero estar ni cinco minutos antes, ni cinco minutos después." (Todas las canciones hablan de mi)

Tengo la sensación de viajar en una noria continua, de desempeñar el papel de un personaje que no he elegido interpretar pero que me sienta bien, de saborear un plato que no he pedido pero que es agradable. Donde estoy, no lo sé. Cómo he llegado aquí, tampoco lo sé. Solo sé que no quiero que la noria deje de girar.

Demasiado pronto para desear una feliz Navidad? 

 
Powered by Blogger